Denuncian detención ilegal de una abogada en la comisaría de Baradero

0

En el día de ayer, la policía comunal de Baradero retuvo de forma ilegal en la comisaría de aquella localidad a la abogada Marcia Simour, cerrando con llave las puertas de la comisaría e impidiéndole su salida.

Este acto intimidatorio y de persecución política, es un atropello inadmisible a las libertades democráticas y debe ser repudiado por todos los actores políticos y sociales de la ciudad.

Marcia Simour es integrante de la Asociación de Profesionales en Lucha, organismo de derechos humanos, con amplia trayectoria en la defensa de las libertades democráticas, juicios de lesa humanidad, y la defensa de los trabajadores. Además, es candidata a concejal por el Frente de Izquierda. Un grupo de vecinos que luchan por su derecho a la tierra y la vivienda, la convocaron para que los asesore jurídicamente, debido a que son hostigados y perseguidos por la policía local.

En estas circunstancias, en la tarde de ayer, la policía se presentó en el predio del barrio “2 de septiembre” arguyendo que tenían una orden de desalojo, la que en ningún momento exhibieron –simplemente porque no existía-. Fue la propia policía la que solicitó a los vecinos informen a Marcia Simour de esta situación, para que ella se acercara a la comisaría a efectos de ser recibida por el comisario quien iba explicarle cómo iban a proceder en el operativo.

Se trató de un verdadero engaño: al llegar al lugar el comisario no se encontraba presente y fue recibida por el oficial de turno, quién pretendía notificarle que por orden de la fiscalía N° 9 a cargo del Dr. Vicente Gómez y el Secretario Dr. Heber Lischetti, estaba imputada por instigación al delito de usurpación.

Otra falacia que confirmó la abogada esta mañana es que en la fiscalía de Baradero le corroboraron que no existe ninguna causa en su contra.

El intento de imputar por instigación a la abogada de los trabajadores no sólo implica un ataque al ejercicio profesional sino un ataque al derecho de defensa y representación legal de las personas que requieren de su servicio. En este caso los trabajadores que defienden su legítimo derecho de acceso a la vivienda.

Cuando la compañera, frente a semejante mamarracho en el procedimiento, se acerca a la puerta e intenta llamar por teléfono a otros compañeros de APEL, el oficial de turno da aviso de que cierren todas las puertas de la comisaria; dejando a nuestra compañera retenida ilegalmente. Constantemente la amenazaban con detenerla por desacato a la autoridad. Finalmente el Dr. Heber Lischetti pidió hablar con la letrada y solicitó que se acercara el martes a fiscalía, dejando sin efecto la burda maniobra.

Este ataque a las libertades democráticas es inadmisible y va de la mano con la descarga del ajuste sobre el pueblo trabajador.

No hay comentarios

Dejar respuesta