Devuelven la capacidad de moverse a un paciente tetrapléjico

0
99

Devuelven la capacidad de moverse a un paciente tetrapléjico

Gracias a un impresionante trabajo de neurociencia, un paciente tetrapléjico ha conseguido recuperar el movimiento de las manos. Con el bypass neuronal, este y otros problemas podrían tener solución.

La parálisis tiene su origen, muchas veces, en una disfunción que impide que llegue la señal de los nervios de forma adecuada a los músculos. El sistema motor ha de “traducir” y trasladar la actividad cerebral. Este mismo proceso es el que han usado los investigadores Chad Bouton, Nick Annetta, Ali Rezai, junto a su equipo, para poder devolverle el movimiento a un paciente tetrapléjico. Para ello han diseñado un dispositivo capaz de interpretar la actividad neuronal, muy parecido al que se emplean con prótesis robóticas, pero transmitiendo la señal a los músculos. Es la primera vez que se consigue restaurar el movimiento de un músculo mediante una conexión artificial procedente del cerebro; es decir, es la primera vez que conseguimos devolverle el movimiento a un paciente tetrapléjico.

Bypass neuronal

Como si de un “bypass” se tratara, el ingenio diseñado por el equipo investigador recoge la señal neuronal mediante una red de electrodos implantada en el cerebro. En concreto, esta matriz de sensores recoge las señales de la corteza motora. Tras esto, traduce e interpreta la señal mediante técnicas de Machine Learning que permiten enfrentarse a señales complejas. Entonces, la señal procesada es enviada a los músculos a través del “bypass”, activando los músculos adecuados. Es un proceso muy parecido al que ocurre con los miembros protésicos donde la señal es transmitida al miembro robótico. Pero en este caso la señal llega a un conjunto de electrodos pegados a la piel del miembro, junto a los músculos adecuados.

Enviar la señal a un miembro propio es muy prometedor ya que tiene una anatomía más compleja y adecuada que un miembro biónico. Sin embargo, también es más complejo de manejar, así que producir la señal adecuada no es una tarea sencilla. Para recuperar la movilidad, el paciente tetrapléjico, que la perdió tras un accidente que le seccionó la espina dorsal, ha necesitado quince meses de entrenamiento para poder utilizar el dispositivo. Con él consigue realizar movimientos de dedos individuales y seis tipos de diferentes de movimientos de muñeca y mano. Así, el paciente puede agarrar, manipular y mover objetos con relativa facilidad. Es más, con el entrenamiento, el paciente ha conseguido recuperar la habilidad suficiente para realizar tareas cotidianas, como agarrar una botella, remover un líquido o coger un vaso.

Mejorar el sistema

Pero este es solo el primer (y gran) paso. Todavía queda muchísimo por hacer. En primer lugar, está claro que hace falta mejorar el sistema microelectrónico para aumentar la capacidad del dispositivo. Pero aún más importante si cabe es la necesidad de poder aplicar el sistema de electroestimulación y los algoritmos que utiliza en un abanico más amplio de pacientes. Para ello hace falta adaptar el sistema a más niveles y afinar su funcionamiento. Gran parte del estudio se centra, precisamente, en concretar las bases necesarias para poder continuar mejorando el método empleado. El equipo se ha centrado, solo, en seis movimientos concretos para definir los parámetros y afinar la traducción de señales. Más adelante se podrán diseñar nuevos movimientos que completen el increíble elenco que componen las posibilidades del ser humano.

tetrapléjico recupera el movimiento

Ohio State University/ Batelle

Otro aspecto fundamental consistirá en reponer la vía en dos sentidos. Es decir, no solo poder mover un órgano sino también poder sentirlo. Este aspecto es mucho más difícil pero también de vital importancia. Sin la propiocepción, la percepción de nuestro propio cuerpo, es muy difícil mandar señales correctas a los miembros; y realizar movimientos precisos y delicados es sencillamente imposible. Por eso, aunque no ha sido materia de este estudio, es un área imprescindible y que, muy probablemente, verá un impulso en el futuro. Pero mientras tanto, al menos, podemos decir que hemos visto cómo le devolvían el movimiento a una persona tetrapléjica. Puede que solo sea el comienzo. Pero es un comienzo increíblemente prometedor.

No hay comentarios

Dejar respuesta

5 + = 6