La Liga Nacional de Deportes Electrónicos se prepara para llevar los eSports a otro nivel

0

Los eSports reclaman con insistencia su inclusión en la categoría de deporte. Para superar la visión monolítica centrada en la experiencia lúdica con la que algunos usuarios asocian los videojuegos, asociaciones como DEVA trabajan en aras de su profesionalización y difusión.

Los profesionales y aficionados de los eSports están de enhorabuena: la Liga Nacional de Deportes Electrónicos, también conocida como LaLiga eSports, se convertirá en la primera liga Argentina de alcance federal para los deportes electrónicos. Los responsables de su estructura serán los integrantes de la asociación DEVA, quienes han llegado un acuerdo con la Liga Nacional de Básquetbol de Argentina para llevar las competiciones a otro nivel, con la intención de dar mayor visibilidad y alcance al espacio de competencias de los jugadores amateurs que aspiren a una carrera profesional.

La Asociación de Deportes Electrónicos y Videojuegos (DEVA) surge el 7 de mayo del año pasado como asociación civil sin ánimo de lucro, con un claro objetivo como pilar fundamental: trabajar para el desarrollo y promoción de los eSports, además de la búsqueda de la profesionalización de estos. Para conseguirlo, DEVA aboga por un enfoque holístico, que va desde lo deportivo a lo lúdico, pasando por la educación y la difusión social. En sus propias palabras: “queremos que la práctica de los eSports se difunda por todo el país y se ejerza de forma sana”.

La Liga Nacional de Deportes Electrónicos es un proyecto que cumple a la perfección ambas premisas, difusión y regulación, y estamos muy cerca de saber si la organización está a la altura de las expectativas. La fase de grupos para el popular FPS Counter Strike: Global Offensive (CS:GO) ya está anunciada, y se espera que pronto sigan su camino NBA 2K18, PES 18, FIFA 18, Hearthstone, Clash Royale, Street Fighter, DOTA 2, League of Legends, PUBG y OVERWATCH.

El formato pasa por una liga anual, con sus correspondientes peculiaridades derivadas de la naturaleza de cada juego, que se dividirá en dos fases; en la primera, online, no habrá cupos de participantes y se alargará por 120 días; esta liga podría llevar el nombre de LNDE Liga de Promesas. En una segunda fase se pasará a un formato mixto, presencial y online, en el que 56 equipos se repartirán en tres divisiones (A, B y C). Las finales de ambas fases serán presenciales, y ya se ha anunciado que, en el caso de la segunda fase, nos encontraremos con un evento por todo lo alto que tendrá lugar a finales de año en un estadio de la Liga Nacional de Básquetbol, un paso más para identificar esta actividad bajo el paraguas del deporte.

Los eSports cuentan con una historia muy breve, pero su ascenso está siendo meteórico. Quizá falte por llegar una figura que los acerque definitivamente al gran público, como ocurrió con el póker online y el conocido como efecto Moneymaker. Iniciativas como la LNDE son fundamentales para dotar a los deportes electrónicos de una estructura coherente y una organización a la altura para facilitar la tarea de familiarización de las masas con los que, a la vista de su evolución, serán los eventos que capten la atención del público, en un mundo cada vez más consciente de que “entretenimiento digital” no refleja el esfuerzo, la dedicación y la capacidad de superación que esconden los videojuegos cuando estos se afrontan como una práctica deportiva convencional.

Como comentaba Nicolás Crespo, presidente de DEVA, “alianzas como la rubricada con la Liga Nacional de Básquetbol son un primer paso (…) que permitirá conectar directamente los deportes electrónicos con el deporte tradicional”.

Desde el punto de vista de la regulación de la actividad, también se están dando pasos desde las instituciones; buena prueba de ello es el proyecto de ley que pretende la regulación de los deportes electrónicos en la Argentina y la creación del registro único de equipos de deportes electrónicos. De aprobarse, los videojuegos se reconocerían como categoría deportiva.

No hay comentarios

Dejar respuesta