“Los despidos que más me duelen” Julian Dominguez

0
Los despidos que más me duelen
“Siempre duele saber y ver que un trabajador se queda en la calle, porque cada trabajador es una familia y todas las familias conforman la comunidad. Si en nuestro pueblo falta o se pierde el trabajo, es imposible que un país se desarrolle. 
Como primer ministro de Agricultura de estos 34 años de democracia, siento un dolor enorme por los 330 despedidos del Ministerio que durante 2 años sentí como mi propia casa y como el lugar al que nunca dejé de pertenecer.  Desde el Gobierno Nacional creo que, tanto el presidente Mauricio Macri como el ministro Luis Etchevehere, le faltan el respeto a los profesionales, subestiman a todo el sector Agroindustrial, lo minimizan, le sacan el principal recurso que un Estado puede darles, que es el respaldo de profesionales para el beneficio de su crecimiento y de su desarrollo.
Los 750 trabajadores del INTA, un organismo federal que cuenta con los ingenieros y los científicos mejores formados del mundo, son socios estratégicos y desinteresados de los hombres de nuestro campo y de nuestras agroindustrias. Los 84 trabajadores de la Unidad de Cambio Rural, que se dedicaban al desarrollo de todas las regiones, son algunos ejemplos del destrato de este Gobierno para los hombres y mujeres que trabajan el recurso más importante de nuestro país que es la Tierra.
No les interesa que Argentina sea una Nación que siga formando los mejores profesionales del mundo, no les interesa que el país genere nuevas oportunidades de desarrollo y de negocios, no les interesa la dignidad de las familias, no les interesa que el mundo nos vea como socios calificados. Sólo les interesan los negocios personales y el beneficio de unos pocos.
Argentina es una Nación productora de alimentos, es valorada en el mundo por los productores y profesionales que trabajan en el sector agorindustrial, que no tienen techo en sus sueños ni en sus ambiciones, que quieren progresar y en su éxito deviene el desarrollo de todo el país.
Les pedimos que dejen de ver al Ministerio como una empresa, que no entreguen a nuestros productores a los intereses del sistema financiero internacional, que sigan pensando en las familias, en planes estratégicos que convoque a todos los actores, en desarrollo tecnológico y científico. Dejen de mirarse el ombligo, convoquen en lugar de destruir. Tienen en sus manos la posibilidad de seguir alimentando ilusiones, no la desaprovechen.
Les envío un fuerte abrazo a todos los profesionales despedidos, sepan que hay un sector agroindustrial que les está profundamente agradecidos y una Argentina que los necesita y que, en algún momento, los va a volver a convocar”.
  Julián Domínguez . Ministro de Agricultura de la Nacion de 2009 a 2011

No hay comentarios

Dejar respuesta