Rancho Viejo, un viaje en el tiempo, parrilla, peña y museo

0

Dicen que todos tenemos un lugar en el mundo y Jani Rodríguez, a pesar de recorrer el planeta arriba de un buque, cada vez que regresa a ese lugar se siente más que bien, porque esa es su casa.

Un frente de vivienda en el barrio La Esperanza, una casa como cualquier otra en su fachada, pero atrás en el patio, comienza un túnel que te lleva al pasado en cada una de sus piezas que expone el museo de campo.

Cosas antiguas, elementos que con solo mirarlos a muchos nos lleva a sentir olores y colores de nuestra niñez junto al abuelo o nuestros padres, a otros nos hace viajar en el tiempo y llegar a imaginar al menos, como eran las vivencias de nuestros antepasados en nuestros pueblos o nuestros pagos de esta pampa argentina.

Una pulpería, se abre camino frente a mesas interminables llenas de invitados ocasionales, un buen vino, una cerveza y la picada. En la otra punta el escenario que te invita a compartir nuestra música ciudadana y el folklore de todos aquellos músicos que se arriman al fogón de las zapadas mientras el cocinero sirve el puchero, el locro o el asado.

En otro ambiente un lugar para jugar al truco y en su camino una innumerable cantidad de colecciones envidiables para cualquier guardador de historias.

Rancho Viejo, ese lugar en el mundo que te invita a llamar al 0348915579324 y decirle a Jani que quieres estar ahí, visitar el pasado y disfrutar el presente de una manera cordial, de una manera gaucha; acá nomás en Campana, en el barrio La Esperanza; barrio que supo absorber el espíritu de La Azulada, donde aún junto a la brisa del campo se logran escuchar los ruidos de carretas viajeras; de jinetes y caballos que se pierden en la ruta a Buenos Aires entre los pajonales y humedales de la historia reciente.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.