Tras doce años de abandono, se recuperó el laboratorio municipal

0
483

  “Es fundamental que cada dependencia municipal se reactive con herramientas tecnológicas e innovadoras para brindarles un mejor servicio a los vecinos”, dijo el intendente Abella que estuvo al frente de la reinauguración de este importante espacio.

 La Subsecretaría de Medio Ambiente recuperó el laboratorio de análisis de agua municipal que llevaba doce años de abandono.

Por este motivo, se realizó una reinauguración que contó con la presencia del intendente Sebastián Abella; el presidente del HCD, Sergio Roses; la jefa de Gabinete, Mariela Schvartz; el subsecretario de Medio Ambiente, Sergio De Luca; secretarios, funcionarios, y concejales de Cambiemos.

En este espacio recuperado se realizarán análisis fisicoquímicos y bacteriológicos de aguas superficiales (arroyos y ríos); plantas de tratamiento de efluentes de líquidos cloacales y vertidos de plantas depuradoras; aguas de consumo en instituciones educativas, CAPS y CIC; y en natatorios.

Allí, se efectuarán estudios químicos, y microbiológicos, trabajando con los más altos estándares de calidad, brindando un servicio adecuado y oportuno, a través de metodologías validadas, empleando equipos modernos, y con personal altamente calificado, explicaron desde el área.

Según el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), el laboratorio municipal se encuentra posicionado dentro de los cuatro mejores laboratorios de análisis de agua respecto a eficacia, rendimiento y tecnología dentro de la Provincia de Buenos Aires.

“Es fundamental que cada dependencia municipal se reactive con herramientas tecnológicas e innovadoras para brindarles un mejor servicio a los vecinos de la ciudad”, dijo Abella satisfecho previo a recorrer las instalaciones recuperadas que cuentan con un laboratorio físico químico, un sector de extracción de vapores y droguería.

Roses, por su parte, destacó que la decisión del intendente Abella de recuperar el laboratorio que estuvo abandonado por muchos años fue “clave” y fundamental en una zona industrial como Campana.

Asimismo, De Luca explicó que este proyecto contará con una segunda etapa, que, a través de una adquisición de reactivos específicos, se realizarán controles sobre efluentes industriales; y bajo técnicas estandarizadas, se determinarán metales pesados en el agua a modo de satisfacer la demanda actual y en el mediano plazo se instalará un centro meteorológico.

Y afirmó que el laboratorio también será utilizado por la Dirección de Bromatología y Zoonosis para realizar muestreos y estudios, al tiempo que aseveró que municipios vecinos solicitaron realizar un convenio para la prestación del servicio.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

2 + 7 =