[Verano] Pensemos en mosquitos: Dengue, Zika y Chikungunya

0
610

Por Dra. Margarita Silvero, quien concurrió a una capacitación regional dirigida a referentes de laboratorios sobre Dengue, Zika y Chikungunya en representación de la Secretaría de Salud.

  Luego de asistir a la “VIII Reunión Taller de la Red Nacional de Laboratorio de diagnóstico de Dengue y otros Arbovirus”, realizado en Pergamino por solicitud de nuestro Municipio, a fin de organizar todo el equipo de salud para enfrentar los posibles casos de Dengue y Zika esperados para esta época del año, queremos compartir la información con la población.

El Dengue, Zika y Chikungunya son enfermedades causadas por virus que enferman a los seres humanos y otros vertebrados. Son transmitidas por ciertas especies de mosquitos cuando succionan la sangre de una persona con Dengue (Zika o Chikungunya) y luego al picar nuevamente pueden inyectar el virus a través de su saliva en un individuo que estaba sano.

Los síntomas habitualmente se los describe como una gripe fuerte pero sin compromiso de las vías aéreas superiores (es decir, no presenta resfrío). Así, debemos estar atentos a:

  1.  * Fiebre, sin resfrío
  2. * Dolor muscular
  3. * Dolor articular
  4. * Dolor detrás de los ojos
  5. * Nauseas y vómitos
  6. * Cansancio
  7. * Sangrado de nariz y encías
  8. * Erupciones en la piel

Podemos tener uno o varios de estos síntomas por lo cual el diagnóstico de estas enfermedades no puede hacerlo el médico por la clínica (es decir, lo que observa y lo que le relata el paciente) debido a que las tres enfermedades comparten manifestaciones clínicas comunes, como la fiebre y el dolor muscular.

Estas enfermedades se  presentan de manera parecida, pero algunos datos de laboratorio pueden ayudar a SOSPECHAR la enfermedad de base, el diagnóstico de estas patologías se obtiene luego de varias pruebas bioquímicas que pueden demorar algunos días.

Es importante que concurramos tempranamente al médico porque cuanto más temprana la consulta, más pruebas de laboratorio se nos pueden realizar que ayuden a corroborar el diagnóstico de sospecha.

Mientras esperamos el diagnóstico que nos brindará el laboratorio, es importante impedir que los mosquitos nos piquen para no contagiar a nuestros familiares.

Esta es la situación de todos, no solo del enfermo, porque luego de que un mosquito portador del virus nos pica va a pasar un tiempo hasta que tenemos algún síntoma, pero mientras tanto el virus se reproduce y circula en nuestra sangre: entonces pasamos a convertimos en fuentes de contagio.

 

Somos el vehículo de esta enfermedad en nuestra comunidad.

 Para combatir estas enfermedades necesitamos un pensamiento solidario; porque no sirven solo las medidas individuales (como usar repelentes) sino que necesitamos sacar los criaderos de mosquitos.

Lo ideal sería que este mosquito no existiera, porque sin el vector no hay enfermedad, por eso lo ideal es el “DESCACHARRIZADO”, porque así no le dejamos lugar para poner cría.

La zona donde vivimos tiene mosquitos Aedes Aegipty naturalmente, convive con nosotros desde hace mucho tiempo, pero no está infectado, eso significa que habitualmente vive en nuestras casas, pero tenemos que tratar que no se infecte con el virus.

De lo anteriormente comentado, se muestra que la fumigación no es la acción primordial porque solo matará a los mosquitos adultos, pero no a sus crías.

Además, hay que tener en cuenta que durante la fumigación se produce un desbalance en el ecosistema con resultados impredecibles, pero en principio también se exterminan aquellas especies de mosquitos que no son portadoras de virus y constituyen una competencia para los mosquitos transmisores.

La acción fundamental es el DESCACHARRIZADO, porque a los mosquitos que tienen este virus son de hábitos domiciliarios, esto significa que prefieren el agua limpia, acumulada en recipientes pequeños, con bordes lisos, como los que encuentran en nuestras casas, donde tenemos aguaacumulada en floreros, en porta macetas, neumáticos, tanques, el agua de los perros,  en los cacharros, y les gusta el calor del hogar.

La fumigación ayuda  cuando tenemos un paciente SOSPECHOSO, en esos casos se fumiga alrededor de la vivienda del paciente para combatir al mosquito (porque es la zona de vuelo que se le conoce al mosquito) pero esto de nada sirve si pasó el fumigador por la vereda y yo no DESCACHARRIZO MI CASA.

Lamentablemente no existe un tratamiento específico y no se ha descubierto una vacuna efectiva contra el DENGUE.

El tratamiento consiste en tratar la sintomatología (antitérmico para la fiebre, analgésico para los dolores musculares, etc) y en aquellos pacientes internados se instaura un tratamiento de sostén, por ejemplo, impedir la deshidratación o controlar la hemorragia, si la hubiere.

Las tres enfermedades -Dengue, Zika y Chikungunya- poseen casi los mismos síntomas, pero Zika se contagia también por contacto sexual y en las embarazadas de la madre al feto y a través de la leche materna produciendo microcefalia al bebé.

Por este motivo, el Zika es una razón más para colocarse preservativos durante las relaciones sexuales.

La idea más importante es que sin mosquito no hay Dengue, Zika y Chikungunya y está en nuestras manos impedir que se crían mosquitos. Al cuidarnos a nosotros mismos, también estamos cuidando a nuestros familiares y vecinos.

No hay comentarios

Dejar respuesta