[#VoluntariadoEnAcción] Otro espacio publico recuperado para la familia

0

Más de 200 personas le devolvieron toda su vitalidad al corazón del barrio. Mesas, sillas, juegos y jardines recobraron sus colores. También se mejoró la iluminación. La plaza está lista para volver a ser el espacio de encuentro de los vecinos del barrio.

Para los habitantes de San Jacinto fue un día muy especial. “En nuestra infancia no teníamos tanta tecnología, así que era ir a la canchita o venir acá”, recordó Mauricio Villanova, profesor de la Escuela Técnica Roberto Rocca (ETRR) y vecino de toda la vida del barrio, que en tan solo una jornada vio transformada la plaza “25 de mayo” gracias al esfuerzo solidario de más de 200 personas que volvieron a ser parte del Voluntariado de Tenaris.

“Está quedando un espectáculo”, señalaba Alejandra Cácerez, de la sociedad de fomento de San Jacinto, cuando ya se adivinaba que el corazón del barrio estaba recobrando plena vitalidad. Los trabajos comenzaron pasadas las 9 de la mañana y se extendieron hasta las 4 de la tarde, lapso en el que ninguno de los voluntarios bajó los brazos y dejó todo en beneficio de su comunidad.

No faltó nadie: hijos y padres, nietos y abuelos, tíos, compañeros y amigos dijeron presente para ayudar. Había un contingente de estudiantes de la ETRR instalando las calesitas y las hamacas que repararon en sus talleres. Una alumna, Camila Guerrero, reveló que se quedaron varios días después de clase para realizar las refacciones. También había chicos del Colegio Dante Alighieri, que posaron para la foto delante de todos los juegos que pintaron de vivos colores. Y fue brillante la obra de los jóvenes de Honrar la Vida, una granja para la recuperación de adicciones, que fabricaron con sus propias manos juegos para niños a partir de madera reciclada que Tenaris les dona periódicamente.

“Para ellos es una experiencia muy valiosa, porque se sienten útiles y saben que pueden salir adelante”, destacó Danny Del Bianco, coordinador de la entidad.

Tampoco defraudaron los empleados de Tenaris. Viviana Pedrozo, del sector Servicios Industriales, llegó desde Zárate para dar una mano. “Siempre es lindo participar, compartir momentos que son para la comunidad. Crecí en un barrio como este y, para el vecino más chico hasta el más grande, siempre es importante tener una plaza linda”, afirmó.

Eugenia Babio, integrante del área de Supply Chain, es una voluntaria de mil batallas: desde que el programa arrancó, no se perdió ninguna edición. “Si no estamos, sentimos que falta la buena acción del año”, reconoció. “El Voluntariado te llena el alma. Lo que más me gusta es cuando se suma la gente del barrio, que se preocupa por su comunidad y quiere verla mejor”, expresó.

Las refacciones más demandantes se realizaron en las semanas previas. Personal de Tenaris efectuó una poda general y trabajos de parquizado, obra civil y acondicionamiento general. Las luminarias fueron restauradas y equipadas con dispositivos LED. Además, se agregó una columna de iluminación y farolas de baja altura para la senda peatonal más transitada.

Durante el Voluntariado, se emplearon 100 litros de pintura anti-grafiti para bancos y mesas; 80 litros de esmalte sintético para juegos; 40 litros de pintura vial en la demarcación de sendas; y 20 litros de pintura para exterior, con el que se cubrieron un recinto de gas y un nuevo pilar eléctrico. Se usaron 250 pinceles y rodillos, junto a 250 unidades de gafas, guantes y mascarillas para garantizar la seguridad de los voluntarios. La plaza se valló y custodió con personal privado de vigilancia.

“Con la misma profesionalidad con la que trabajamos en la planta, llevamos adelante cada edición de Voluntarios en Acción”, remarcó Luis Grieco, gerente de Desarrollo Social de Tenaris. “Fue un sábado en el que trabajamos, pero también nos divertimos, escuchamos música y compartimos un almuerzo. Y estamos muy contentos por la convocatoria a pesar del día fresco y nublado”, aseguró, momentos antes de descubrir el cartel recordatorio del paso del Voluntariado por el lugar.

Sobre el final, el sol se pudo ver alto en el cielo: fue cuando la bandera nacional se izó en el renovado mástil central, escena que los vecinos de San Jacinto hacía mucho tiempo no tenían el privilegio de contemplar. “Ya nos estamos organizando para cada 15 días venir a limpiar, cambiar las bolsitas de residuos y regar las plantas. Queremos que la plaza siga estando en estas condiciones”, compartió la fomentista Alejandra Cácerez y el vecinos Elias Sajnin junto a su esposa Cristina Blotta, ambos referentes del barrio de las violetas. Como el resto de los vecinos, saben que los Voluntarios de Tenaris le dejaron una hermosa plaza para disfrutar y cuidar.

En el descubrimiento de placa, en el ingreso a la plaza, por la Municipalidad de Campana estuvo el subsecretario Javier Contreras. Más temprano estuvieron visitando el lugar el intendente Abella y la jefa de Gabinete Mariela Schvartz entre otros.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.