“Tocando Fondo”Por Mario Valiente – FM Futuro, 93.1 MHz – Programa La Agenda

0

Volvió el “Indec bueno” y solo trajo “malas noticias” al Presidente, que parecía no creer en los datos y las alertas que la UCA venía dando desde que la era K distorsionó las estadísticas oficiales.

En agosto, el Indec bueno informó que a junio de este año teníamos “1 millón y medio de desocupados y 2 millones de sub ocupados”, cifras  que según el Ministerio de Trabajo siguieron cayendo durante julio y agosto. Primer problema, con el agravante que el 31% de la población activa o sea 5 millones 400 mil personas, buscan empleo y no lo consiguen.

Del informe oficial también surge, que las mayores tasas de desempleo y subempleo se concentran en las grandes ciudades, con el Gran Buenos Aires a la cabeza (1.324.000) y además que afectan en mayor proporción a los jóvenes y a las mujeres.

Traducido en forma simple, 1 de c/3 argentinos en condiciones de trabajar, adolece de “insuficiencia de trabajo”. Y de los que trabajan, 1 de c/3 lo hace de manera informal o en negro. ¡La maldita regla del 1 de cada 3!

Ya en septiembre, el Indec bueno lanzó una seguidilla de malas viejas y nuevas. Trazó la línea de ingresos de pobreza e indigencia, dio números sobre los desventurados que no la superan y por último tradujo técnicamente que el motor de la economía macrista no arranca. ¡Ni una buena!

Volviendo, problema 2, una familia tipo necesita por mes $ 12.489 para no ser pobre y $ 5175 para no ser indigente. Con el agravante que una familia pobre tiene un promedio de 4,3 miembros e ingresa de promedio $ 8.015, y una familia indigente tiene un promedio de 4 miembros e ingresa de promedio $ 2.975.

Balas que pican cerca y sus consecuencias. Problema 3, la pobreza alcanza a un 32,2% de los argentinos y la indigencia al 6,3%. Lo que traducido en números dice que hay 13 millones de pobres.

¡Una vez más la maldita regla! 1 de cada 3 argentinos es pobre. Con el agravante que casi la mitad de los niños de 0 a 14 años se encuentran allí. Sin palabras…

Claudica la “pobreza cero”. “Sabemos que estamos lejos” dice el Presidente. Mentiroso dicen los K. La grieta política por encima de las grietas sociales que deberían generar vergüenza y movilizar a un consenso unívoco, al menos para sacar de la situación de de riesgo a esos niños.

Situación sombría si la hay, la del empleo, la del ingreso y la de la pobreza, y para colmo el último informe del Indec bueno tampoco es alentador. Problema 4, la construcción y la actividad industrial medidas en agosto también cayeron. La primera bajó 3,7% con respecto a igual mes del año anterior. Y el acumulado de los primeros ocho meses del 2016 registra una disminución de 12,8% con respecto a igual período del 2015. Aquí se perdieron cerca de 80 mil puestos de trabajo. En tanto, la actividad industrial tuvo una caída de 5,7% con respecto al mismo mes del 2015. Y en los primeros 8 meses de 2016 registra una disminución de 4,2%  (7 meses consecutivos de caída y la peor desde febrero de 2015). El motor de la economía macrista no arranca: en agosto el promedio de la industria mantuvo una capacidad ociosa superior a un tercio a su potencial. ¡Y otra vez el maldito 1 de cada 3!

Podríamos sumar a esto otros datos y otros problemas, bajas en la actividad de las pymes industriales, del consumo, de la actividad comercial, del poder adquisitivo, entre otras, y subas de los peores indicadores que hoy nos aquejan. Pero basta, ya es demasiado. Ojalá, este sea el fondo y la alternativa del rebote y la salida. Y que Dios ayude al gobierno y a la clase dirigente a poner un piso a las caídas de las cosas buenas y un techo a los aumentos de las malas. Espero que en los meses venideros lleguen las buenas nuevas, empecemos a recuperar posiciones y dar vuelta esta sufriente situación. Yo todavía tengo intacta la esperanza de cambio. Y aunque quizás este no lo sea, sigo creyendo en él y lo seguiré buscando.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.