Una campanense en la pantalla grande: Carmela Rodríguez

0

La campanense Carmela Rodríguez (10) es la protagonista en la película “Hija única”. La adolescente cursa 5º año de primaria del colegio Padre Aníbal Di Francia. 

En tiempos abundantes en películas predigeridas, sobreexplicadas, con horror por el malentendido, hay que agradecer cuando aparece una excepción a la regla y plantea ambigüedad, confusión, duda. Esa es la principal virtud de Hija única: nunca podemos estar del todo seguros de lo que estamos viendo. Sin recurrir sólo al viejo truco del sueño, la alucinación o el recuerdo borroso, la pericia narrativa de Santiago Palavecino (Otra vuelta, La vida nueva, Algunas chicas) nos sume en la perplejidad desde el comienzo hasta el final.

Esta inquietante historia transcurre alternativamente en dos pasados cercanos (1992 y 2005) y un futuro próximo (2017). Ese ir y venir temporal establece un rompecabezas, con piezas que hay que ir uniendo pacientemente para establecer un sentido. El protagonista es Juan (Juan Barberini), un nieto recuperado por las Abuelas de Plaza de Mayo, pero ésta no es otra película sobre la dictadura: ésa es una circunstancia para hablar sobre la identidad y funcionar en espejo con otros ribetes de la trama. En 1992, un Juan adolescente se entera de su condición de hijo de desaparecidos; en 2005, lo vemos casado con Berenice (Esmeralda Mitre) y padre de Delfina (Carmela Rodríguez). En 2017, el foco está sobre Delfina adulta (Ailín Salas).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.